No. 1510

 

FABIAN ALARCÓN RIVERA

PRESIDENTE CONSTITUCIONAL INTERINO

DE LA REPÚBLICA

 

CONSIDERANDO:

 

Que mediante Ley No. 74  el Honorable Congreso Nacional expidi? la Ley General de Seguros, publicada en el Registro Oficial No. 290 de 3 de abril  de 1998, se public? la Ley General de Seguros;

 

Que es necesario expedir el reglamento general para facilitar su ejecución y cumplir con la Constitución Política de la República; y,

 

En ejercicio de la facultad que le confiere el artículo 103 letra c) de la Constitución Política de la República,

 

DECRETA:

 

EXPEDIR EL SIGUIENTE REGLAMENTO GENERAL A LA LEY GENERAL DE SEGUROS

 

CAPÍTULO  PRIMERO

 

 DEL ÁMBITO DE LA LEY

 

Artículo 1.- La Ley General de Seguros regula la constitución, organización, actividades, funcionamiento y extinción  de las personas naturales y jurídicas que integran el sistema de seguro privado, las cuales están sujetas a la vigilancia y control de la Superintendencia de Bancos.

 

La actividad aseguradora regulada por este reglamento, es de naturaleza privada;  no obstante, ésta tiene el carácter de interés público.

 

Artículo 2.- El sistema de seguro privado en el Ecuador est? integrado por:

 

a)        Las empresas que realicen operaciones de seguros;

 

b)         Las compañías de reaseguros;

 

c)         Los intermediarios de reaseguros;

 

d)         Los peritos de seguros; y,

 

e)         Los asesores productores de seguros

 

Artículo 3.- Las actividades de las personas naturales o jurídicas determinadas en los literales a), b), c),d) y e) del artículo precedente serán  aquellas que se encuentren definidas en los artículos 3, 4, 5, 6 y 7 de la Ley General de Seguros.

 

 

CAPÍTULO SEGUNDO

 

DE LA CONSTITUCIÓN, ORGANIZACIÓN

 Y FUNCIONAMIENTO

 

Artículo 4.- Las empresas que realicen operaciones de seguros se constituirán bajo la modalidad de compañía anónima. Para tal efecto, dos o más personas naturales o jurídicas, que actúen por sus propios derechos o en representación de otras, en calidad de promotores, deberán presentar la solicitud de autorización al Superintendente de Bancos, incluyendo la siguiente información:

 

a)       Nombre, domicilio, nacionalidad, número de cédula de identidad o pasaporte, según el caso, o si fuere persona jurídica, número del R.U.C., de los promotores o fundadores y calidad en la que comparecen;

 

b)       Nombre y domicilio de la compañía;

 

c)       Capital autorizado, suscrito y pagado de la compañía, el número de acciones en que est? dividido y el nombre de los accionistas, con su respectivo porcentaje de participación; y,

 

d)       El  seguro en que se propone operar.

 

A la solicitud se deber? acompañar la siguiente documentación:

 

1.       Proyecto de contrato de constitución que debe incluir el estatuto previsto para la compañía;

         

2.       Estudio de factibilidad económico-financiero de la compañía por constituirse, el que debe fundamentarse en datos actualizados y pruebas reales; y,

 

3.       Antecedentes personales de los promotores y fundadores propuestos, que permitan verificar su responsabilidad, probidad y solvencia.

 

Cada  promotor y  fundador deber? justificar su solvencia económica y el origen de los recursos que desea aportar; para el efecto presentarán una declaración sobre su estado de situación patrimonial y copia certificada de la declaración de impuesto a la renta de los últimos tres años, en los casos que corresponda. 

Cuando el accionista fundador sea una persona jurídica, se acompañar?  a la solicitud, los balances de los tres últimos años y las certificaciones de encontrarse al día en el cumplimiento de sus obligaciones societarias.

 

Artículo 5.- Recibida la solicitud, el Superintendente de Bancos dispondr? las investigaciones que estime necesarias y por cualquier medio, para determinar la responsabilidad, probidad y solvencia de cada uno de los promotores y fundadores.

 

De conformidad con el resultado de las investigaciones, en el término de 60 días contados desde la fecha de presentación de la solicitud, el Superintendente de Bancos aceptar? la solicitud para la continuación del trámite o, de ser del caso, la negar? con expresión de causa.

 

Artículo 6.- Elevado a escritura pública el contrato de constitución, los promotores entregarán al Superintendente de Bancos, tres copias certificadas de dicho instrumento, en el que debe constar especialmente:

 

1.       El listado de los accionistas suscriptores, el monto de los capitales autorizado como del suscrito y pagado, y el número de acciones que les corresponde.  Los accionistas o suscriptores deberán ser los mismos fundadores iniciales;  sin embargo, por causas justificadas, se aceptar? previa calificación del Superintendente de Bancos el cambio, y siempre que, en conjunto no represente más del 20 por ciento del capital suscrito y pagado por los fundadores;

 

2.       El seguro en que se propone operar; y,

 

3.       El documento que certifique la integración del capital suscrito y pagado, emitido por el banco depositario.  Este depósito deber? hacerse bajo una modalidad que devengue intereses.

 

Artículo 7.- El Superintendente de Bancos analizar? la documentación remitida, y de ser ésta conforme a derecho, expedir? la resolución aprobatoria, en la que dispondr?:

 

a)       La publicación en el Registro Oficial;

 

b)       La inscripción en el Registro Mercantil donde conste su domicilio principal;

 

c)       La publicación en un periódico de circulación nacional, conjuntamente con un extracto de la escritura pública de constitución, elaborado por la Superintendencia de Bancos; y,

 

d)       El cumplimiento de las demás formalidades legales.

 

Artículo 8.- Los promotores o la persona designada por ellos intervendrán en los trámites de constitución y convocarán a la primera reunión de junta general de accionistas, para comprobar y aprobar la suscripción del capital, los gastos de constitución y designar a los directores, administradores, auditor externo, auditor interno y comisario.

 

Artículo 9.- Comprobado el cumplimiento de los requisitos legales, el Superintendente de Bancos extender? el certificado de autorización.

 

El certificado de autorización no habilita por s? solo a las empresas de seguros para asumir riesgos y otorgar coberturas; pues, deben obtener del Superintendente de Bancos un certificado específico para cada ramo.  Para otorgar el referido certificado, el Superintendente de Bancos exigir? que se adjunte a la documentación pertinente el o los respectivos contratos de reaseguro.

 

Los certificados de autorización a los que se refiere este artículo estarán a la vista del público en la oficina principal y sucursales de la entidad.

 

Artículo 10.- La empresa de seguros o compañía de reaseguros deber? notificar al  Superintendente de Bancos la fecha de inicio  de  las operaciones, en el transcurso de seis meses, contados a partir de la fecha de otorgamiento del certificado de autorización; caso contrario éste quedar? sin valor y ello ser? causal de liquidación forzosa  de la sociedad.

 

As? mismo revocar? el certificado de autorización para operar en un ramo determinado, si en el mismo plazo anotado no iniciare sus operaciones o dejare de operar.

 

Los intermediarios de reaseguros, los peritos de seguros y las agencias asesoras productoras de seguros personas jurídicas deben constituirse en la Superintendencia de Bancos, sujetándose a las disposiciones de la Ley General de Seguros, a la Ley de Compañías, en forma supletoria y a las normas que dicte el Superintendente de Bancos.

 

Las compañías de reaseguros, para su constitución y funcionamiento se sujetarán a lo previsto en la Ley General de Seguros y a lo dispuesto para las empresas de seguros en lo que fuere aplicable.

 

Artículo 11.- A la presentación del certificado de autorización, el Banco depositario de la cuenta de integración de capital pondr? a disposición de los administradores de la entidad constituida, los valores depositados más los intereses devengados.

 

Artículo 12.- La solicitud sobre modificación del estatuto de quienes integren el sistema del seguro privado personas jurídicas se presentar? al Superintendente de Bancos observando el trámite previsto en el presente capítulo en lo que fuere pertinente.  Para este caso,  queda a juicio del Superintendente exonerar de las investigaciones a las que se refiere el artículo 5 del presente Reglamento, con excepción de los aumentos de capital con aporte de nuevos accionistas.

 

En cualquier tiempo, el Superintendente de Bancos resolver? la suspensión de los estatutos de las entidades del sistema del seguro privado sujeto a su control en la parte o partes que fueren ilegales y dispondr? que se convoque a  junta  general de accionistas para que proceda a aprobar las respectivas modificaciones dentro de los próximos treinta días.

 

Artículo 13.- Las personas jurídicas que integran el sistema de seguro privado podrán abrir sucursales y agencias en el país o en el exterior.

 

Para el establecimiento de sucursales y agencias en el exterior se requerir? de autorización previa del Superintendente de Bancos. 

 

La apertura de agencias en el país se efectuar? sin otro requisito, que la notificación al Superintendente de Bancos.

 

La apertura de sucursales en el país  ser? aprobada por el Superintendente de Bancos.

 

 

 

CAPÍTULO TERCERO

 

DEL CAPITAL Y RESERVA LEGAL

 

Artículo 14.-  El capital pagado exigible para  una persona  jurídica que integra el sistema del seguro privado ser? expresado en sucres de la siguiente manera:

 

a)       Para la constitución de una empresa de seguros, que vaya a operar en seguros generales o de vida no ser? menor al equivalente de 175.000 UVC’s.

 

b)       Para las empresas que operan en seguros generales en un solo ramo, no ser? menor al equivalente a 75.000 U.V.C’s;

 

c)       Para la constitución de una compañía de reaseguros el capital pagado no podr? ser menor al equivalente a 350.000 U.V.C’s;

 

d)       Para la constitución de intermediarias de reaseguros el capital pagado no podr? ser menor al veinte por ciento del capital mínimo exigido a las empresas de seguros que operen en seguros generales, en un solo ramo;

 

e)       Para la constitución de agencias asesoras productoras de seguros el capital pagado no podr? ser menor al tres por ciento del capital mínimo exigido a las empresas de seguros que operen en seguros generales en un solo ramo.

         

          El valor de los UVC’s a ser considerados para la constitución o el establecimiento, ser? el vigente a la fecha de celebración de la respectiva escritura pública.

 

          El capital pagado mínimo exigido para la constitución de las personas jurídicas que integren el sistema del seguro privado deber?  ser aportardo en efectivo.

 

Artículo 15.- Las resoluciones aprobadas por la junta general de accionistas sobre  conformación o aumento de capital autorizado de las entidades del sistema de seguro privado personas jurídicas, constarán en escritura pública; la que, dado su contenido, se tendr? como de cuantía indeterminada.  Copia certificada de la misma deber? ser presentada al Superintendente de Bancos para su aprobación y autorización, quien en el término de diez días a contarse desde la entrega de dicha copia dispondr? sin ningún otro requisito que se asienten las razones notariales, se inscriba en el registro mercantil y se publique en uno de los diarios de mayor circulación nacional.

 

Artículo 16.- El aumento de capital suscrito y pagado de las agencias asesoras productoras de seguros, peritos de seguros e intermediarios de reaseguros personas jurídicas, ser? resuelto por el  ente que est? facultado por el estatuto social de la entidad.  El pago se har? con los recursos que prev? la Ley General de Seguros y la Ley de Compañías como norma supletoria.

 

Artículo 17.- El capital suscrito y pagado de las entidades del sistema de seguro privado personas jurídicas no ser? menor al cincuenta por ciento del capital autorizado.

 

Las disminuciones de capital  serán resueltas por la junta general de accionistas, sujetándose a lo  establecido en la ley, sin que sea necesaria la presentación del estado jurado.

 

Artículo 18.-  Sin perjuicio de que la entidad del sistema de seguro privado,  persona jurídica, hubiere cumplido con las formalidades legales del aumento del capital, el Superintendente de Bancos deber? realizar las investigaciones que creyere del caso para verificar la legalidad del pago de dicho aumento y la procedencia de los fondos.

 

La protocolización ante un Notario  Público de la resolución del  aumento de capital conjuntamente con la declaración jurada del representante legal de la  entidad del sistema de seguro privado, persona jurídica, de haberse efectuado el pago, se inscribir? en el Registro Mercantil, copia de la cual se remitir? a la Superintendencia de Bancos en el término de cinco días.

 

Artículo 19.- Las acciones emitidas por las entidades del sistema de seguro privado serán nominativas y tendrán el valor nominal que conste en el estatuto social, de cien sucres o múltiplos de esta cantidad.  Podrán emitirse certificados representativos del número de acciones que representen.

 

Artículo 20.-  Toda persona natural o jurídica que adquiera el seis por ciento o más del capital pagado de una entidad del sistema del seguro privado, tendr? la obligación de entregar al representante legal de esa sociedad una declaración jurada ante Notario Público respecto del origen de los recursos empleados en la adquisición de las acciones.

 

Previa la inscripción en el libro de acciones y accionistas el Superintendente de Bancos calificar? la transferencia, suscripción, adjudicación o participación de acciones, para lo cual pedir? las informaciones que crea necesarias.

 

Toda esta información se someter? a la reserva bancaria.

 

CAPÍTULO CUARTO

 

DEL GOBIERNO Y ADMINISTRACIÓN

 

Artículo 21.- La junta general de accionistas, formada por los accionistas legalmente convocados y reunidos, es el órgano supremo de la entidad y tiene las atribuciones  y deberes que señale la ley y el estatuto social.  La administración de las entidades del sistema de seguro privado estar? a cargo del directorio u otro  organismo que determine su estatuto, los cuales ejercerán sus deberes y atribuciones de conformidad con las disposiciones legales y estatutarias.

 

Artículo 22.- Para la designación de vocales del directorio, administradores y funcionarios y empleados de quienes integran el sistema de seguro privado, as? como  cualquier cambio que se haga con dichas dignidades, deben sujetarse a lo dispuesto en la Ley General de Seguros, en la Ley de Compañías como norma supletoria, al presente Reglamento y a las demás disposiciones expedidas por la Superintendencia de Bancos.

 

El Superintendente de Bancos controlar? que se cumpla lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley General de Seguros, pudiendo declarar la inhabilidad para el desempeño de las respectivas funciones.

 

La disposición constante en el artículo 17, literal d) de la Ley General de Seguros no ser? aplicable para el caso de quienes justifiquen haber solventado o solucionado la causal de inhabilidad a que se refiere dicha disposición legal.

 

Los representantes legales de las entidades del sistema de seguro privado, acreditarán su calidad de tales con la copia certificada e inscrita del nombramiento en el Registro Mercantil.

 

Artículo 23.- Para el establecimiento de sucursales de empresas de seguros o compañías de reaseguros extranjeras, en el Ecuador, se estar? a lo dispuesto en la Ley General de Seguros.

 

Artículo 24.- La empresa de seguros extranjera, que desee establecerse en el Ecuador, presentar? la solicitud de autorización al Superintendente de Bancos, indicando lo siguiente:

 

a)       El  seguro  en que se propone trabajar;

b)       El lugar  en donde funcionar? su oficina principal;

c)       El nombre y nacionalidad de la persona designada como apoderado          principal de la empresa de seguros o reaseguros en el Ecuador; y,

d)       El monto del capital asignado a la sucursal, el cual no podr? ser inferior al capital exigido en  la Ley General de Seguros.

 

A la solicitud se acompañar? los siguientes documentos autenticados y traducidos al castellano:

 

1.       Certificado de la respectiva autoridad de seguros del país de origen, que acredite que la empresa o compañía tiene por lo menos cinco años de operación y que est? facultada para establecer negocios en el Ecuador;

 

2.       Balances, certificados por el organismo de control del país de origen, de los últimos tres años;

 

3.       El poder que la institución ha conferido a su representante legal en el        Ecuador;

 

4.       Copia autenticada de los estatutos y de la escritura de constitución de la empresa o compañía en el país de su domicilio; y,

 

5.       Copia autenticada o una publicación oficial de la ley de seguros que rija     en el país de origen.

 

Artículo 25.- El apoderado general contar? con atribuciones suficientes para representar a la empresa o compañía extranjera en todos los asuntos judiciales, extrajudiciales y administrativos que puedan ocurrir y estar? facultado para recibir solicitudes de seguros, reaseguros, expedir pólizas, pagar siniestros y efectuar toda clase de operaciones relacionadas con los negocios de la entidad.  La empresa o compañía peticionaria en el poder que confiera, declarar? que la  casa matriz responde de las obligaciones que su apoderado general contraiga con todos los bienes que posee y llegara a poseer en el Ecuador o en el exterior.

 

Artículo 26.- El Superintendente de Bancos admitir? o negar? con razón de causa la solicitud de la entidad en el plazo de sesenta días a partir de la fecha en que se hubiere recibido.

 

Artículo 27.- La resolución en que se autorice a una empresa o compañía extranjera su establecimiento para operar en el Ecuador, y el poder conferido por la entidad, se inscribirán en el Registro Mercantil del cantón donde funcionar? la oficina principal, se publicarán en uno de los periódicos de circulación nacional y se protocolizarán.

 

Igual procedimiento se seguir? en cualquier reforma, revocatoria o sustitución que de tal poder se haga.

 

Estas resoluciones se publicarán en el Registro Oficial.

 

 

CAPÍTULO QUINTO

 

DE LAS NORMAS DE PRUDENCIA TÉCNICA FINANCIERA

 

DE LAS RESERVAS TÉCNICAS

 

DE LAS RESERVAS DE RIESGOS EN CURSO

 

Artículo 28.- Régimen General.- Las reservas de riesgos en curso se establecen como un valor a deducir del monto de la prima neta retenida para proteger la porción del riesgo correspondiente a la prima no devengada.

 

Para este efecto se considera como prima neta retenida a las primas brutas recibidas por seguros directos, coaseguros y reaseguros aceptados, deducidas las anulaciones, cancelaciones y reaseguros cedidos.

 

Artículo 29.- Régimen especial:

 

a)       Para los seguros de transporte marítimo se deber? constituir una reserva equivalente al monto de las primas retenidas en los dos últimos meses a la fecha de cálculo de la misma;

b)              Para el seguro de transporte aéreo y terrestre, se deber? constituir una reserva equivalente al monto de las primas retenidas en el  último mes a la fecha de cálculo de la reserva, la cual ser? liberable mensualmente;

 

c)       Para los seguros con vigencia superior a un año, esta reserva debe constituirse por aquella porción de la prima retenida neta correspondiente al año de vigencia, de acuerdo al método de base semimensual, en cuyo caso, la prima de los períodos subsiguientes se registrar? como un ingreso diferido, cuando adquiera la calidad de prima del período, dar? lugar a la constitución de la reserva de riesgo en curso respectiva; y,

 

d)       Para los seguros cuya vigencia sea menor a un año se utilizar? el método que para el efecto disponga la Superintendencia de Bancos.

 

DE LAS RESERVAS MATEMÁTICAS

 

Artículo 30.- La reserva matemática representa la obligación de la entidad aseguradora por los seguros de vida de largo plazo, y corresponde al valor actual de los pagos futuros que debe efectuar el asegurador, menos el valor actual de las primas futuras a pagar por el asegurado.

 

En aquellas pólizas vigentes, en que la prima se encuentra totalmente pagada con respecto al monto y período que cubre  el seguro (prima única), no existirán primas futuras, por lo que no es posible deducción alguna.

 

Esta reserva se constituir? de acuerdo a los procedimientos, tablas de mortalidad, tasas de interés técnico y otros aspectos que fije la Superintendencia de Bancos mediante normativa.

 

Artículo 31.- En los seguros de vida con ahorro adicionalmente se constituirán  como reservas el valor del fondo conformado por el ahorro y los rendimientos generados por el mismo.

 

Artículo 32.-  Las reservas matemáticas calculadas actuarialmente en forma mensual se ajustarán al nivel que se constituir?  si su cómputo  se realiza por un sola vez al 31 de diciembre de cada ejercicio económico.

 

Artículo 33.- Reservas de beneficios adicionales.- La reserva de los beneficios adicionales a los riesgos básicos deber? calcularse de acuerdo a lo establecido en el artículo 28 de este reglamento.

 

RESERVAS PARA OBLIGACIONES PENDIENTES

 

Artículo 34.-  La reserva para obligaciones pendientes corresponde al  monto probable o real que debe constituir la entidad aseguradora o reaseguradora por siniestros ocurridos, denunciados  o no.

 

Las  reservas de obligaciones pendientes serán:

 

1.       Siniestros liquidados por pagar

 

          Comprende todos aquellos siniestros cuya liquidación ha sido aceptada por las partes y que se encuentran pendientes de pago, por el valor de la respectiva liquidación.

 

2.       Siniestros por liquidar

 

Incluye todos aquellos siniestros denunciados a la empresa de seguros y, compañía de reaseguros que aún no han sido liquidados.

 

3.       Reserva de siniestros ocurridos y no reportados

 

Corresponde a una estimación de aquellos siniestros que a la fecha de cálculo de la reserva han ocurrido y no han sido denunciados a la compañía.

 

Esta reserva debe constituirse separadamente para cada ramo de seguros, de acuerdo a las normas que para el efecto expida la Superintendencia de Bancos.

 

4.       Obligaciones Pendientes en seguros de vida

 

          En los seguros de vida esta reserva para obligaciones pendientes deber? constituirse por el valor garantizado de los capitales, rentas o pensiones vencidas, incluyendo los gastos pendientes de pago derivados de tales prestaciones, as? como las participaciones en beneficios que deban hacerse  efectivas.

 

 

RESERVAS PARA DESVIACIONES DE SINIESTRALIDAD Y EVENTOS CATASTRÓFICOS.

 

Artículo 35.-  La reserva para desviación de siniestralidad representa aquel monto constituido en exceso de las reservas de primas  o de siniestros, por las desviaciones detectadas respecto de éstas, y su finalidad es cubrir siniestros futuros y actuales, respectivamente, para alcanzar la estabilidad técnica de cada ramo o riesgo.

 

La reserva para eventos catastróficos debe constituirse cuando se estime que un determinado riesgo de la naturaleza puede revestir caracteres de catástrofe.

 

Las entidades aseguradoras y reaseguradoras deberán constituir para los ramos que determine la Superintendencia, además de la reserva de riesgo en curso, una reserva catastrófica, la que se establecer? mediante norma que impartir? la Superintendencia de Bancos.

 

Esta reserva calculada en forma mensual se ajustar? al nivel que se constituiría si su cómputo se realiza por una sola vez al 31 de diciembre de cada ejercicio económico.

 

 

CAPÍTULO SEXTO

 

DE LA SOLVENCIA

 

Artículo 36.- El patrimonio de las empresas de seguros y compañías de reaseguros no podr? ser inferior a la sexta parte de las primas netas recibidas en los últimos doce meses y a la sexta parte del total de sus activos menos los cargos diferidos.

 

Cuando el margen de solvencia adopte valores negativos respecto a uno o a los dos factores enunciados en el inciso anterior, se entender? que existe un déficit  de patrimonio.

 

Artículo 37.- Cuando la Superintendencia de Bancos advierta que una empresa de seguros o compañía de reaseguros presenta un déficit de patrimonio, dentro de los ocho días siguientes al recibo de los estados financieros, notificar? al representante legal de la entidad para que  someta a  su aprobación, un plan con los términos en que proceder? a cubrir el monto de patrimonio requerido, en los noventa días siguientes a la fecha en que se hubiere  presentado el déficit.

 

Artículo 38.- Mientras prevalezca la situación prevista en el artículo anterior, la Superintendencia de Bancos podr? ordenar a las empresas de seguros  la suspensión de emisión de pólizas de seguro, en los seguros que estime son los más vulnerables a la materialización de los riesgos.

 

Artículo 39.- Para efectos del margen de solvencia se considerarán las siguientes definiciones:

 

a)       Primas netas recibidas: a las primas brutas durante los últimos doce meses por seguros directos y reaseguros aceptados, menos las anulaciones y cancelaciones en el mismo período;

 

b)       Patrimonio: al capital pagado u operativo, adicionando las reservas legales y especiales, los resultados acumulados y del período, los aportes para futuros aumentos  de capital en efectivo, revalorización del patrimonio y la reexpresión monetaria; y,

 

c)       Cargos diferidos:  los gastos de establecimiento y organización, gastos anticipados y pagos provisionales y otras cuentas diferidas y en suspenso.

 

 

CAPÍTULO SÉPTIMO

 

DE LAS INVERSIONES

 

Artículo 40.- Las empresas de seguros y compañías  de reaseguros deberán mantener invertidos, en todo momento, las reservas técnicas, capital pagado y reserva legal en los títulos o valores y hasta los porcentajes establecidos en el artículo 23 de la Ley General de Seguros.

 

Artículo 41.- Los títulos o valores a que se refiere la Ley General de Seguros deben ser depositados en custodia en instituciones bancarias legalmente constituidas en el país. Para el efecto, las empresas de seguros y compañías de reaseguros deberán realizar contratos con dichas instituciones, en los que se establecer? como requisito, la obligación de las mismas  de emitir estados de cuenta mensuales, en los que se identifiquen de manera individualizada los instrumentos financieros en custodia, con el objeto de que las empresas de seguros y compañías de reaseguros  presenten a la Superintendencia de Bancos una copia certificada de tales estados de cuenta.

 

Artículo 42.- Para cubrir con los porcentajes dispuestos en el artículo 23 de la Ley General de Seguros se debe considerar los siguientes límites por emisor, de las inversiones que respaldan las reservas técnicas, el capital pagado y reserva legal.

 

El porcentaje en instrumentos de las letras b) y c) del artículo 23  no exceder? del 10% de las reservas técnicas, capital pagado y reserva legal ni del 10% del total de captaciones del emisor, el que sea menor.

 

El porcentaje en instrumentos de la letra d)  del artículo 23 no exceder? del 5% de las reservas técnicas, capital pagado y reserva legal ni del 20% del total de las obligaciones emitidas por la compañía emisora, el que sea menor.

 

El porcentaje en acciones mencionadas en las letras e) y k) del artículo 23 no exceder? del 5% de las reservas técnicas ni del 10% del capital pagado de la empresa de seguro o compañía de reaseguro, el que sea menor.

 

El porcentaje en cuotas de fondos de inversión de la letra f)  del artículo 23 no exceder? del 2.5% de las reservas técnicas,  capital pagado y  reserva legal ni del 10% de las cuotas suscritas del fondo, el que sea menor.

 

El total de las inversiones en instrumentos comprendidos en las letras b), c), d), e) y k)  del artículo 23 que correspondan a un mismo emisor no podr? exceder del 10% de las reservas técnicas,  capital pagado  y  reserva  legal.

 

El porcentaje en instrumentos comprendidos en  las letras b), c), d), e) y k)  del artículo 23 emitidas por sociedades anónimas, bancos, financieras y fondos de inversión, pertenecientes a un mismo grupo empresarial o financiero  no excederán en conjunto del 10% de las reservas técnicas, capital pagado y reserva legal.  Este límite se rebajar? a la mitad si la empresa de seguros o compañía de reaseguros forma parte del mismo grupo empresarial o financiero.

 

Artículo 43.- Las inversiones representativas de reservas técnicas, capital pagado y reserva legal no podrán estar afectadas con gravámenes, prohibiciones, embargos, litigios, medidas cautelares, condiciones suspensivas o resolutorias ni ser objeto de ningún otro acto o contrato que impida su libre cesión o transferencia, salvo autorización de la Superintendencia de Bancos. Si algún activo estuviere afectado en la forma señalada, no podr? considerarse como respaldo de la reserva técnica.

 

Artículo 44.- El déficit que presente las inversiones con las cuales se  respaldan las reservas técnica, el capital pagado y las reservas legales, deben ser cubiertos dentro de los 30 días posteriores a la fecha de ocurrencia del déficit, sin perjuicio de la aplicación de las disposiciones de los artículos 40 y 53 de la Ley General de Seguros.

 

Artículo 45.-  Cuando se invierta el fondo de libre disposición en el capital de una sociedad constituida o por constituirse se requerir? autorización previa de la Superintendencia de Bancos,  cuando dicha inversión exceda el 49% del capital de ella.

 

Artículo 46.- Cuando una empresa de seguros o compañía de reaseguros adquiera activos  que no deba conservar, deber? enajenarlos en el plazo que señale la Superintendencia de Bancos.

 

CAPITULO OCTAVO

 

DE LAS PÓLIZAS Y TARIFAS

 

Artículo 47.- Las condiciones particulares de las pólizas serán el resultado del régimen de libre competencia y se formularán de común acuerdo entre las partes.

 

Artículo 48.- Los modelos de pólizas de seguro y notas técnicas requerirán autorización previa de la Superintendencia de Bancos para ponerlas en vigor.  Copia de las mismas deberán remitirse a dicha institución para su registro y archivo, por lo menos quince días antes de su utilización y aplicación, de acuerdo a las normas que para el efecto expida la Superintendencia de Bancos.

 

Artículo 49.- Las pólizas de seguro deben contemplar las disposiciones del artículo 25 de la Ley General de Seguros y del Decreto Supremo No. 1147.  Cualquier condición en contrario deber? ir en beneficio del asegurado mas no del asegurador, bajo pena de nulidad de la estipulación respectiva.  Esta nulidad no afectar? los derechos del asegurado.

 

Artículo 50.- Los amparos básicos y las exclusiones deben siempre figurar con caracteres destacados, con preferencia en la primera condición general de la póliza.  La redacción debe ser de fácil comprensión para el asegurado y los caracteres de todo el clausulado no deben ser inferiores a diez puntos tipográficos.  Toda póliza o cláusula adicional debe hacer referencia a la resolución aprobatoria por parte de la Superintendencia de Bancos, con indicación de número y fecha de otorgamiento de la autorización.

 

Artículo 51.- Las primas e indemnizaciones de los seguros emitidos a plazos superiores a un año, que cubran daños a las personas y a los bienes inmuebles, deberán concertarse en moneda extranjera o en unidades de valor constante, UVC’s, u otra forma de ajuste autorizada por la Superintendencia de Bancos, vigentes a la fecha efectiva de pago de las primas y de las indemnizaciones.  El valor de la divisa extranjera ser? el valor de venta que publique diariamente la Superintendencia de Bancos en la página Web. El valor de la UVC ser? el que publique el Banco Central del  Ecuador.

 

Artículo 52.- En los anexos, cláusulas o endosos que se adhieran a las pólizas de seguro es requisito indispensable la incorporación de la identificación precisa de la póliza a la cual acceden; el nombre del contratante y/o asegurado, según el caso; y las firmas de las partes contratantes.

 

Artículo 53.- Las tarifas de primas deben observar que la prima y riesgo presenten una correlación positiva de acuerdo con las condiciones objetivas del riesgo.  La tarifa debe aglutinar el costo del riesgo y los costos de operación, tales como: gastos de adquisición, administración, redistribución de riesgos y utilidad razonable, siempre  bajo el régimen de libre competencia.

 

 

 

CAPITULO NOVENO

 

DE LOS REASEGUROS

 

Artículo 54-. Las empresas de seguros podrán contratar reaseguros internos o externos.  Las compañías de reaseguros nacionales tendrán como objeto social exclusivo, el desarrollo de operaciones de reaseguro.

 

Artículo 55.- Las cesiones y aceptaciones de reaseguro que efectúen las empresas de seguros y compañías de reaseguros deben sujetarse a principios de seguridad, certeza y oportunidad.

 

 

Artículo 56.- Los contratos de reaseguro cedidos o aceptados serán registrados en la Superintendencia de Bancos y  se mantendrán en las propias empresas de seguros o compañías de reaseguros a disposición de la entidad de control.

 

Los contratos de reaseguro cedidos o aceptados y cualquier documentación complementaria deber? ser presentado en idioma castellano o traducidos a éste en forma legal, acompañados de la versión en idioma extranjero.

 

Artículo 57.- Las empresas de seguros y compañías de reaseguros establecidas en el país remitirán anualmente la información relativa a los contratos de reaseguro obligatorios cedidos o aceptados que han celebrado o se encontraran vigentes, según los vencimientos de sus programas de reaseguro, en el ejercicio económico venidero, en los formularios que para el efecto  proporcionar? la Superintendencia de Bancos.

 

Artículo 58.- Las empresas de seguros y compañías de reaseguros deberán adoptar mecanismos de control secuencial de las cesiones y aceptaciones de reaseguros facultativos.  La Superintendencia de Bancos verificar? el cumplimiento de esta disposición.

 

Artículo 59.- Las empresas de seguros y compañías de reaseguros no podrán asumir en un solo riesgo como retención más que el porcentaje de su patrimonio, determinado por la Superintendencia de Bancos, correspondiente al mes inmediato anterior a aquel en el cual se efectúe la operación.

 

Se entiende por riesgo la suma de todos los valores asegurados, coasegurados y reasegurados de los intereses amparados por la empresa de seguros y compañías de reaseguros.

 

Para los efectos de este artículo, se considerar? como patrimonio el calculado para el cumplimiento de las normas de solvencia.

 

Artículo 60.-  Las empresas de seguros y compañías de reaseguro  presentarán a la Superintendencia de Bancos, con corte trimestral, los estados de cuenta del reaseguro, con saldos confirmados por los reaseguradores nacionales o extranjeros. Los saldos de cuenta al mes de septiembre de cada año deberán ser auditados por una firma auditora externa.

 

Artículo 61.- La Superintendencia de Bancos  registrar? a los reaseguradores e intermediarios de reaseguros del exterior que actúen o vayan a actuar en el mercado ecuatoriano.

 

 

 

 

CAPITULO DÉCIMO

 

DE LA VIGILANCIA, CONTROL E INFORMACIÓN DEL SISTEMA DE SEGURO PRIVADO

 

Artículo 62.- El Superintendente de Bancos  ejercer? la supervisión y control sobre las personas naturales o jurídicas que integran el sistema de seguro privado en el Ecuador; y vigilar? el cumplimiento de las normas que se expidan en desarrollo de la Ley General de Seguros.

 

Artículo 63.- El Superintendente de Bancos por medio de delegados expresamente acreditados auditar? a las entidades del sistema de seguro privado con el objeto de obtener un conocimiento integral de la situación contable-financiera, del manejo de sus negocios o de los aspectos especiales que requiera.

 

Artículo 64.- Las entidades del sistema de seguro privado deberán observar las normas que en materia contable dicte la Superintendencia de Bancos.  Estas normas tienen el carácter de especiales y prevalecerán sobre las que le sean contrarias.

 

Artículo 65.- Las entidades del sistema de seguro privado remitirán a la Superintendencia de Bancos, en las oportunidades, forma y frecuencia que ésta señale, los estados financieros y, en general, cualquier información que estime relevante o necesaria.

 

Artículo 66.- Las entidades del sistema de seguro privado podrán microfilmar libros, registros o documentos de suscripción, utilizados en el giro de sus negocios o utilizar otro medio de conservación electrónico de archivos, de acuerdo con las disposiciones legales.

 

Los documentos microfilmados podrán ser destruidos, preferentemente por incineración, previa confrontación de la película con los originales, para establecer satisfactoriamente la fidelidad de las microfotografías con la presencia de un delegado de la Superintendencia de Bancos.  Si la destrucción de los documentos contenidos en la cinta corresponden solamente a una parte de ellos, se indicar? as? en la certificación que se agregar? en la cinta.

 

Artículo 67.-  Cada una de las entidades del sistema del seguro privado para el cumplimiento de su objeto social deben mantener independencia administrativa, financiera y operativa, debiendo tener su infraestructura propia sin que se vincule con las otras entidades del grupo empresarial o  financiero al que pertenezca.

 

 

CAPITULO DÉCIMO PRIMERO

 

DE LOS AUDITORES EXTERNOS

 

Artículo 68.-  Las empresas de seguros y compañías de reaseguro  tendrán un auditor externo, calificado, en cuanto a su idoneidad y experiencia y autorizado, por la Superintendencia de Bancos, la cual llevar? el registro correspondiente de estas firmas y expedir? las normas para la contratación y funcionamiento.

 

El auditor externo ser? nombrado y removido en cualquier tiempo, por la junta general de accionistas, la que proceder? a designar su reemplazo dentro de los treinta días de producida.

 

Las demás entidades integrantes del  seguro privado, personas jurídicas se sujetarán a las disposiciones que sobre la materia establece la Ley de Compañías.

 

Artículo 69.- El auditor externo ser? designado para períodos de dos años y podr? ser reelecto.

 

Artículo 70.- Las funciones del auditor externo son incompatibles con la prestación de cualquier otro servicio o colaboración a la entidad auditada.  El auditor externo que realiz? el trabajo no podr?, dentro del año siguiente a la terminación de sus funciones, prestar servicios en la entidad auditada.

 

CAPÍTULO DÉCIMO SEGUNDO

 

DE LAS LIMITACIONES, PROHIBICIONES Y SANCIONES

 

Artículo 71.- La violación  a las disposiciones de la Ley General de Seguros, a más de la suspensión inmediata de las operaciones que ser? dispuesta por la Superintendencia de Bancos, estar? sujeta a las sanciones previstas en el artículo 76 de dicha ley.

 

El Superintendente de Bancos, al ordenar la suspensión de operaciones dispondr? la liquidación del negocio, empresa o establecimiento, la que se practicar? por autoridad competente.

 

Artículo 72.- Las empresas de seguros que ejerzan otras actividades que no sean las relacionadas con el objeto social, salvo las establecidas en el artículo 34 de la Ley General de Seguros, serán sancionadas con una multa de 800 UVC’s.

 

Artículo 73.- El representante legal de la persona jurídica integrante del sistema de seguro privado ser? sancionado con una multa de doscientos salarios mínimos vitales, en caso de acreditar o pagar dividendos a sus accionistas o enviar remesas al exterior, si existen pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores o insuficiencia de reservas, de inversiones o de margen de solvencia; y con las penas previstas en el artículo 77 de la Ley General de Seguros, a criterio del juez.

 

Artículo 74.- Los asesores productores de seguros que hayan gestionado la contratación de coberturas utilizando procedimientos calificados como desleales o de fraude en contra del asegurado o comercialicen pólizas de  compañías no establecidas en el país o suscriban coberturas de riesgo a nombre propio o en representación de una empresa de seguros u operen sin credencial otorgada por la Superintendencia de Bancos serán sancionados con  multa de 800 UVC’s, sin perjuicio de las acciones legales a que hubiere lugar.

 

Artículo 75.- Las empresas de seguros que ofrezcan al público directamente o por medio de asesores productores de seguros, coberturas que no puedan incluirse en los respectivos contratos o concedan comisiones a los asegurados o realicen en general actos de competencia desleal serán sancionadas con  multa, en función de la cuantía del daño causado por la infracción.

 

Artículo 76.- Los administradores, funcionarios o empleados de las empresas de seguros y compañías de reaseguros que no contraten los reaseguros obligatorios o facultativos para respaldar los excedentes de su retención de riesgos, serán sancionados con una multa de 800 UVCs y removidos de sus cargos sin perjuicio de las acciones legales a que hubiere lugar.

 

Las empresas de seguros y compañías de reaseguros en caso de no tener los reaseguros indispensables en garantía de sus negocios serán declaradas automáticamente en liquidación forzosa si esa carencia de respaldo le ocasiona  insolvencia o suspensión de pagos.

 

Artículo 77.- Los  administradores, funcionarios o empleados de las empresas de seguros y compañías de reaseguros que retuvieren primas de reaseguros por más tiempo del previsto en los respectivos contratos, serán sancionados con una multa de 800 UVCs y removidos de sus cargos sin perjuicio de las acciones legales a que hubiere lugar.

 

Artículo 78.- Las empresas de seguros deben celebrar sus contratos de reaseguros con las compañías de reaseguros que se hallen registradas en la Superintendencia de Bancos.  La inobservancia de esta disposición acarrear? la aplicación de las sanciones previstas en el artículo 40 de la Ley General de Seguros.

 

Artículo 79.- Los directores, funcionarios o empleados de una entidad del sistema de seguro privado o la persona que actuare a nombre y en representación de ellos, que adquieran, arrienden o vendan a cualquier título, por su propia cuenta o en representación de un tercero, directa o indirectamente, cualquier bien de propiedad de la entidad o los que estuvieran hipotecados o prendados a ella, serán sancionados con multa que depender? del daño causado por la infracción y podrán ser removidos de sus funciones sin perjuicio de las acciones legales a que hubiere lugar.

 

Artículo 80.- Los directores, administradores o funcionarios de una entidad del sistema de seguro privado o la persona que actúe a nombre y en representación de aquellos que hayan cometido las infracciones señaladas en el artículo 38 de la Ley General de Seguros, serán sancionados con multa de 800 UVC’s y removidos de sus cargos; sin perjuicio de las penas previstas en el Código Penal.

 

Artículo 81.- Si por la acción u omisión dolosa de un director, administrador o funcionario de una entidad del sistema de seguro privado se causare perjuicios a ésta o a terceros, responderán por cualesquiera de las pérdidas ocasionadas con sus propios bienes, sin perjuicio de las acciones civiles o penales que señala la ley y de las medidas que conforme a sus atribuciones puede imponer el Superintendente de Bancos.

 

Artículo 82.- Cuando en los aumentos de capitales de una entidad del sistema de seguro privado se infrinjan las disposiciones de la Ley General de Seguros o de la Ley de Compañías, el Superintendente de Bancos adoptar? la sanción prevista en el artículo 39 de dicha ley, como podr? imponer al administrador de la misma la multa que a su juicio corresponda, en los términos del artículo 40 de la misma ley.

 

Artículo 83.- En los casos en los cuales se pueda cuantificar el daño causado por la infracción o el beneficio pecuniario obtenido, o ambos factores, el importe de la multa puede llegar a copar la totalidad del perjuicio económico o beneficio obtenido o ambos factores.  Sin perjuicio de las sanciones civiles o penales previstas en el Código Penal o la Ley General de Seguros.

 

Artículo 84.-  En el evento que la empresa de seguros o compañía de reaseguros no cumplieren con las reservas técnicas, inversiones y margen de solvencia, se aplicar? las disposiciones del capítulo séptimo de la Ley General de Seguros.

 

Artículo 85.- Las multas previstas en el artículo 40 de la Ley General de Seguros podrán ser sucesivas mientras subsista el incumplimiento de la norma y se aplicarán sin perjuicio de las acciones legales a que hubiere lugar.

 

 

CAPÍTULO DÉCIMO TERCERO

 

DEL RECLAMO ADMINISTRATIVO

 

Artículo 86.-  El  asegurado o beneficiario para efecto de requerir el pago de una indemnización al amparo de un contrato de seguro  deberán observar el trámite previsto en el artículo 42 de la Ley General de Seguros.

 

La demanda administrativa deber? ser presentada a la Superintendencia de Bancos por el asegurado o beneficiario o por su procurador judicial, quien legitimar? su  intervención en el término de tres días, o por cualquier persona, siempre que cuente con poder especial para as? hacerlo; acción que tendr? que efectuarse una vez fenecido el plazo de los cuarenta y cinco días que determina el citado artículo 42.

 

Todo escrito, misiva, pedimento, solicitud, que se presente a la Superintendencia de Bancos, relacionado con el reclamo administrativo antes citado deber? estar patrocinado por un profesional del derecho.

 

 

CAPÍTULO  DÉCIMO CUARTO

 

 DE LA CESIÓN

 

Artículo 87.- Cualquier compañía de seguros, con aprobación previa del Superintendente de Bancos podr? ceder todo o parte de sus negocios a otra compañía de solvencia reconocida que est? autorizada para trabajar en el país, en el mismo seguro objeto de la cesión.

 

Artículo 88.- Antes de aprobar la cesión, el Superintendente de Bancos ordenar?  a la compañía cedente que publique una síntesis del contrato en el periódico que él señale, mediante tres avisos, por lo menos con tres días de intervalo y que dirija una carta circular a cada uno de los interesados, en la que se comunique la cesión.  El asegurado que no estuviere conforme con la cesión lo manifestar? por escrito al Superintendente de Bancos, dentro del plazo de treinta días, contados desde la última publicación.

 

Artículo 89.- El Superintendente de Bancos no autorizar? la cesión, si a ella se oponen, dentro del plazo fijado en el artículo anterior, asegurados que representen una cuarta parte o más de los montos asegurados, materia de la cesión.

 

CAPÍTULO DÉCIMO QUINTO

 

DE LA FUSIÓN

 

Artículo 90.- La fusión de dos o más compañías de seguros requerir? la aprobación de los accionistas, acordada con el número de votos que determina la Ley de Compañías. Observar? los mismos requisitos que se exigen para la cesión, en cuanto sean aplicables, cuidando que los intereses de los asegurados queden perfectamente garantizados.  El capital de la nueva compañía no podr? ser inferior a la suma de los capitales de las compañías fusionadas.

 

 

CAPÍTULO DÉCIMO SEXTO

 

DE LA ESCISIÓN

 

Artículo 91.- El Superintendente de Bancos autorizar? la escisión de las empresas de seguros y compañías de reaseguros la que se realizar? de acuerdo a los procedimientos establecidos en la Ley de Compañías.

 

 

CAPÍTULO DÉCIMO SÉPTIMO

 

DE LAS LIQUIDACIONES

 

Artículo 92.- Liquidación voluntaria.- cuando por resolución de la junta general manifiesten su deseo de finalizar sus actividades en el país.

 

 

Artículo 93.- Liquidación forzosa.- cuando una de las entidades del sistema de seguro privado ha incurrido en una o más causales detalladas en  la Ley General de Seguros.

 

Para el cumplimiento de las liquidaciones, sea voluntaria o forzosa, se debe regir por las disposiciones de la Ley General de Seguros,  Ley de Compañías en forma supletoria, as? como por las normas dictadas al respecto por la Superintendencia de Bancos.

 

 

DISPOSICIONES GENERALES

 

Artículo 94.-  En los casos de seguros de vida individual y de renta vitalicia,  los cuales se encuentran exonerados del pago de impuestos al valor agregado, la contribución para el sostenimiento de la Superintendencia de Bancos ser? a cargo de las respectivas empresas de seguros.

 

 

Artículo 95.-  La Junta Bancaria, mediante resolución fijar? a quienes integren el sistema de seguro privado la contribución para atender los gastos de la Superintendencia de Bancos, de conformidad con los porcentajes previstos en el artículo 67 de la Ley General de Seguros.  Igualmente dicha junta dictar? en un plazo  no mayor de 90 días las normas correspondientes a fin de señalar el procedimiento para recaudar dichos valores.

 

El activo real de las personas naturales ser? el correspondiente a las comisiones cobradas en el año económico.

 

Artículo 96.- Los auditores internos y externos no podrán tener directa e indirectamente vínculo de ninguna naturaleza con quienes integren el sistema del seguro privado.

 

Artículo 97.- Las personas naturales o personas jurídicas no podrán tener más de una de las credenciales expedidas por la Superintendencia de Bancos para ejercer las actividades de cualesquiera de las que se otorgan a quienes integren el sistema del seguro privado en el Ecuador.

 

 

Artículo 98.-  Los estados financieros de los asesores productores de seguros, intermediarios de reaseguros y peritos de seguros, personas jurídicas, deben ser presentados anualmente hasta el 30 de enero, adjuntando el comprobante de pago de la contribución para los gastos de la Superintendencia de Bancos.  Las personas naturales adjuntarán el detalle de comisiones ganadas.

 

Artículo 99.- El valor del UVC para aplicar el artículo 40 de la Ley General de Seguros y el capítulo décimo segundo de este reglamento ser? el valor a la fecha que se imponga la multa.

 

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

 

PRIMERA.- Quienes integren el sistema del seguro privado deberán adecuar sus estatutos de acuerdo a los plazos previstos en la Ley General de Seguros y someterse en lo que fuere aplicable a lo establecido en el presente reglamento a partir de la fecha de publicación   en el Registro Oficial.

 

SEGUNDA.-  Las inversiones deberán ser regularizadas hasta el 30 de septiembre de 1998, de acuerdo a lo que dispone el artículo 23 de la Ley General de Seguros y este reglamento.

 

TERCERA.- El déficit que presenten las empresas de seguros o compañías de reaseguros en el primer mes de vigencia  del artículo 22 de la Ley General de Seguros ser? cubierto en el plazo previsto en la segunda transitoria de esta ley.  Para los déficits posteriores se aplicar?  las disposiciones de este reglamento, sin perjuicio de lo dispuesto en la indicada ley.

 

CUARTA.-  El capital para la constitución de los peritos de seguros, personas jurídicas, ser? el que se requiere para la constitución de las agencias asesoras productoras de seguros.

 

Las personas jurídicas que pertenezcan a las actividades de los peritos de seguros deberán ajustar sus capitales y estatutos dentro de los plazos previstos en la disposición transitoria octava de la Ley General de Seguros.

 

QUINTA.-  En el plazo máximo de 90 días, contados a partir de la expedición de este Reglamento, la Superintendencia de Bancos actualizar? las normas e instructivos, a fin de armonizarlos con lo dispuesto en la Ley General de Seguros y  del presente Reglamento General.

 

SEXTA.- Los casos de duda y aquellos que no estuvieren contemplados en este Reglamento General, serán resueltos por el Superintendente  de Bancos, quien queda además facultado a efectuar las disposiciones del presente Reglamento General.

 

El presente Reglamento entrar? en vigencia a partir de su publicación en el Registro Oficial.

 

Dado en el Palacio Nacional en Quito, a 15 de junio de 1998.

 

Dr. Fabián Alarcón Rivera, Presidente Constitucional Interino de la República.

 

f.)       Econ. Marco A. Flores T., Ministro de Finanzas y Crédito Público.

 

Es fiel copia del original.-  Lo certifico

 

f.)       Dr. Wilson Merino M., Secretario General de la Administración Pública.

 

Publicado en el Registro Oficial No. 342 de 18 de junio de 1998.